¿Últimamente has notado que a tu móvil le cuesta abrir aplicaciones, se bloquea o la navegación por el menú no es tan rápida como te gustaría?

Esa lentitud que experimentas en tu dispositivo puede deberse a diferentes motivos como, por ejemplo, tener una gran cantidad de datos almacenados y poco espacio, o no tener instalada la actualización más reciente de tu sistema operativo.

Si ves que tu móvil empieza a perder velocidad y echas de menos lo bien que funcionaba cuando llegó a tus manos por primera vez, a continuación te contamos algunos consejos para conseguir que tu móvil vaya más rápido:

 

1. Desinstala las aplicaciones innecesarias

Esto hará que liberes espacio en tu dispositivo y ganes algo de rapidez. Para ello, revisa las aplicaciones que ya no uses o que utilices con poca frecuencia y elimínalas. También puedes quitar las que suelen ir preinstaladas y creas que no vas a utilizar.

En Android puedes desinstalar una aplicación yendo a la opción de Administrador de Aplicaciones que encontrarás en el menú de Ajustes. En iPhone puedes hacerlo manteniendo pulsada la aplicación hasta que aparezca el icono de un aspa X para para eliminarla.

 

2. Mantén tu móvil actualizado

Las actualizaciones del sistema operativo de tu móvil son muy importantes porque, además de mantener tu dispositivo seguro, ayudan a corregir errores de versiones anteriores o a simplificar acciones que pueden mejorar la velocidad de tu móvil.

Para actualizar tu móvil o ver si hay alguna actualización disponible, en Android ve a Ajustes → Acerca del dispositivo → Actualización de software → Actualizar. En iPhone deberás ir al menú Ajustes > General > Actualización de software.

 

3. Descarga las imágenes y los vídeos

Otra de las formas para liberar espacio en tu móvil y conseguir que vaya más rápido es descargar en tu ordenador o disco duro las imágenes y vídeos que tengas guardados en él.

Puedes hacer esto de manera periódica para no acumular varios archivos que volverían a ralentizar tu móvil.

También tienes la posibilidad de utilizar un servicio de almacenamiento de archivos en nube, que es como un disco duro pero en internet, para guardar tus archivos y acceder a ellos fácilmente en cualquier momento y lugar. Existen varios servicios de almacenamiento, como Google Drive, Dropbox o pCloud, y algunos son gratuitos.

 

4.  Borra la caché

La memoria caché es información que se guarda en tu dispositivo para que las aplicaciones o páginas web que visitas se abran más rápido. Sin embargo, todos estos datos ocupan espacio y pueden afectar a la velocidad de tu móvil, ralentizando la navegación y tardando más al pasar de unas ventanas a otras.

De esta forma, si borras la caché ganarás espacio en tu móvil y aumentarás la velocidad al eliminar la información y los archivos temporales generados.

Ten en cuenta que al borrar la caché también se borrarán los ajustes de navegación de algunas webs y deberás, por ejemplo, volver a iniciar sesión en las páginas en las que ya estabas registrado.

Si tu móvil es Android puedes borrar la caché fácilmente desde Ajustes > Aplicaciones > Borrar caché. Dependiendo de la versión de Android que tengas, es posible que para borrar la caché de tu móvil tengas que hacer esto manualmente en cada una de las aplicaciones que tengas instaladas. Para ello, ve a Ajustes > Aplicaciones > y pulsa en cada aplicación para borrar la caché.

Para borrar la caché en iPhone tienes que hacerlo también desde cada aplicación. En Ajustes > ve a General > Almacenamiento de iPhone. Aquí podrás ver cuánta memoria ocupa cada aplicación pulsando sobre ella y quitar así las que más pesen pulsando en Eliminar App. Si quieres volver a tenerla puedes descargarla de nuevo. Ten en cuenta que con esta acción se borrarán también todos los datos que tengas en la aplicación.

 

5. Reduce la duración de las animaciones de la interfaz

Además de los consejos anteriores, tu móvil irá más rápido si reduces la duración de los movimientos de las ventanas al abrir una aplicación o al pasar de una aplicación a otra.

Para ello, en iPhone accede a Ajustes > Accesibilidad > Movimiento > Reducir movimiento.

Si tienes Android el proceso es algo más largo J: En primer lugar, activa el Modo desarrollador en Ajustes > Acerca del dispositivo y ahí pulsa sobre la opción Número de compilación repetidamente hasta que aparezca un mensaje indicándote que ya tienes disponible las opciones de desarrollador. A continuación, vuelve al menú de Ajustes y verás que se ha añadido la pestaña Opciones para desarrolladores. Ahí, pulsa en Escala de animación de ventana para reducir la velocidad de animación.

 

Esperamos que estos consejos te ayuden a mejorar la velocidad de tu dispositivo.

¿Conocías alguno? ¿Cuál de ellos vas a probar?