Siempre es recomendable seguir unas pautas para cuidar el teléfono móvil, pero el verano es la época del año en la que tu dispositivo está más expuesto a estropearse por las altas temperaturas, el agua de la piscina, la arena o el mar.

En DIGI queremos que sigas disfrutando de él en perfectas condiciones, por eso a continuación te damos varios consejos útiles que te ayudarán a protegerlo:

1. Protege tu móvil del calor

El calor es una de las principales causas por las que puede dañarse el teléfono móvil durante el verano. Dejarlo al sol cuando vas a la playa y a la piscina, o dentro de un coche aparcado en la calle cuando las temperaturas son más altas, puede provocar daños en la pantalla, en la carcasa y en el interior del dispositivo.

Esto es así porque muchos de los componentes del teléfono son de plástico, por lo que las altas temperaturas pueden llegar a deformarlo provocando grietas o roturas.

Pero si hay un elemento del móvil que sufre mucho con la exposición al sol es la batería. Los cambios bruscos de temperatura y el sobrecalentamiento pueden provocar que la batería de tu teléfono deje de funcionar bien, que su carga se consuma más rápido o que se apague repentinamente.

Además de mantener el teléfono a la sombra siempre que sea posible, una buena forma de evitar estos problemas es quitar la funda de tu dispositivo si la lleva, ya que esta dificulta que el calor que genera el móvil por su uso se elimine.

2. Evita que tu teléfono móvil se moje

Aunque algunos teléfonos son resistentes al agua, el contacto con el mar o la piscina puede dañarlos por la sal o el cloro. Además, recuerda secar tus manos después de bañarte para evitar que se moje.

Pero si se te cae el móvil al agua, te recomendamos que lo lleves al servicio técnico lo antes posible.

3. Protege tu móvil del polvo y la arena

El polvo y la arena pueden provocar daños internos en tu teléfono móvil y, además, pueden rallar la pantalla. Por eso, lo más aconsejable en estos casos es guardarlo en un lugar seguro como una mochila, donde sepas que va a estar protegido.

Pero si lo utilizas frecuentemente, puede ser una buena idea contar con una funda adecuada y con protectores adaptados para tapar los distintos puertos que tiene tu teléfono, como el de los auriculares, USB o el de la batería.

4. Localízalo si lo pierdes

El verano es la época del año en la que se suele salir más, por lo que las posibilidades de olvidar o perder el móvil aumentan. Por ello, es muy útil instalar una aplicación de búsqueda que permita localizar tu dispositivo.

Aunque puedes elegir entre una gran variedad de aplicaciones de este tipo, para teléfonos Android una de las más valoradas por los usuarios es “Encontrar mi dispositivo” de Google. Es gratuita y muy sencilla de usar, ya que a través de Google Maps te muestra el punto exacto en el que se encuentra tu teléfono.

En cambio, si utilizas un Iphone, puedes descargar la aplicación “Buscar mi Iphone” desde el App Store. También es muy fácil de usar ya que para ponerla en funcionamiento solo necesitarás tener a mano tu usuario de iCloud.

5. A salvo de virus y bacterias

Además de cuidar el móvil, este año es especialmente importante mantener tu teléfono alejado de virus y bacterias.

Una forma sencilla de hacerlo es limpiar la superficie con un paño como el que se usa para limpiar las gafas, humedecido con un poco de alcohol y agua. Retira la funda y pásalo por toda la superficie, teniendo cuidado de no mojar los puertos para USB, auriculares, batería o la cámara. Además, recuerda también limpiar la funda del móvil utilizando esta misma técnica 😊.

Esperamos que estos consejos te ayuden a disfrutar de tu teléfono móvil en verano con total tranquilidad.

Cuéntanos, ¿te han parecido útiles estos consejos? ¿Conoces otras formas de proteger el teléfono móvil en verano? Si es así, déjanos tu comentario en esta publicación 😊